Camas de la Villa Olímpica de Tokio 2021 son reciclables, no «antisexo»

por | Jul 23, 2021 | Coronavirus, EXPLICATIVO

Varios medios de comunicación publicaron una desinformación sobre las camas de cartón para los deportistas de los Juegos Olímpicos que serán inaugurados este 23 de julio.

Una nota del diario El Tiempo se titula “Las camas antisexo en las que dormirán los deportistas olímpicos”; el portal Las 2 Orillas usó el encabezado “‘Camas antisexo’ para impedir relaciones entre los atletas de los Juegos Olímpicos” y medios de comunicación de otros países (12) también contaron la misma historia sobre las estrechas camas de cartón de Tokio 2021.

Sin embargo, se trata de una desinformación. La noticia es falsa. Se originó como una especulación de un deportista en la Villa Olímpica y causó tanto revuelo que tuvo que ser desmentida por los organizadores de las justas deportivas, que debieron celebrarse en el verano de 2020 pero tuvieron que ser aplazadas por la pandemia de COVID-19.

El corredor estadounidense Paul Chelimo publicó un post el 16 de julio en el que bromeaba sobre las camas. “Serán de cartón. Esto tiene como objetivo evitar la intimidad entre los atletas. Las camas podrán soportar el peso de una sola persona para evitar situaciones más allá del deporte”, escribió en el mensaje, que cerró con un emoji de risa.

De hecho, hizo todo un hilo de comentarios similares sobre el material. “Quienes se orinan en la cama están en riesgo aquí. Tan pronto como la caja de cartón esté mojada, la cama se caerá. Va a apestar especialmente si es la noche antes de las finales”, comentó más abajo.

La verdadera justificación detrás de las camas era conocida desde septiembre de 2019, cuando los Juegos Olímpicos y Paralímpicos anunciaron el diseño de las “innovadoras” 8.000 camas en un comunicado oficial. El objetivo es sumar a las múltiples medidas tomadas por la organización para que el certamen deportivo sea más sustentable.

“Tokio 2020 […] busca minimizar el desperdicio de recursos y el agotamiento de ecosistemas en su uso de materiales”, explicaba el anuncio. En consecuencia, las camas serán recicladas en nuevos productos de papel y plástico.

El material, sin embargo, es “cartón liviano de alta resistencia”. Ya en ese momento se había dicho que soportaban hasta 200 kilos de peso.

El gerente general de la villa, Takashi Kitayama, también reafirmó ese dato en enero de 2020, según informó una noticia de la agencia Associated Press (AP). “Son más fuertes que las de madera”, aseguró el funcionario.

La empresa fabricante, Airweave, se pronunció en el mismo sentido. El comunicado de la marca ha sido citado en medios de comunicación como el portal de verificación estadounidense Politifact, el diario The New York Times y la revista Esquire de ese mismo país, así como el canal de televisión europeo Euronews.

“Hicimos experimentos como soltar pesas sobre las camas”, aseguró un vocero de la empresa, según una nota de AP publicada por el canal informativo France 24 en octubre de 2020. “Siempre que se limiten a dos personas, la cama debería ser suficientemente fuerte para soportar la carga”, agregó.

Incluso los atletas han hecho sus propias comprobaciones. “En el episodio de hoy de ‘Noticias falsas en los Juegos Olímpicos’: se supone que las camas son antisexo. Están hechas de cartón, sí, pero aparentemente están destinadas a romperse con cualquier movimiento repentino… ¡Es falso! ¡Son noticias falsas!”, dijo el gimnasta irlandés Rhys McClenaghan mientras saltaba sobre la suya en un video que publicó en Twitter.

En contraste con la desinformación, la organización del evento repartirá 160.000 condones entre los atletas para promover el sexo seguro, tal como se ha hecho desde la edición de Seúl 1988. No obstante, esta vez la idea es que los deportistas conserven los preservativos como suvenires para evitar que los contactos estrechos causen brotes de COVID-19.

“Nuestra intención y objetivo es que los atletas no usen los condones en la Villa Olímpica sino que ayuden a crear conciencia al llevarlos de regreso a sus propios países”, señaló un vocero oficial citado por el diario digital Japan Today el 2 de junio de 2021. Estas declaraciones también habían sido destacadas por medios fuera del país anfitrión y no hacían ninguna mención de las camas (12).

El diseño no tiene nada que ver con estas medidas porque, como ya se dijo, estaba definido meses antes del anuncio de China sobre la identificación del nuevo coronavirus (ahora llamado SARS-CoV-2) que a la postre desencadenó la actual pandemia. La Organización Mundial de la Salud ha informado que el primer reporte de ese país sobre un brote de neumonía en Wuhan con causa desconocida se dio el 31 de diciembre de 2019.

Por tanto, los titulares que se refieren a las camas olímpicas como “antisexo” son falsos. Tomaron una broma de un deportista como si fuera una noticia real, a pesar de que había información suficiente para determinar que la función de los muebles de cartón era otra y que estaba pensada desde mucho antes de la aparición del COVID-19.

 

Esta nota es original del medio ColombiaCheck, que pertenece a la alianza Latam Chequea, al igual que Mala Espina Check. 

Los artículos de nuestro medio puedes revisarlos aquí.

Porque lo que importa es la verdad, ayuda a nuestro proyecto de verificación de datos para continuar nuestro trabajo. Aporta aquí

Contenido recomendado