Cómo ha sido la segunda ola de Covid-19 en Europa

por | Dic 2, 2020 | EXPLICATIVO

Esta semana desde el Ministerio de Salud informaron que actualmente se preparan medidas para la llegada de una eventual segunda ola o “rebrote” de contagios por Covid-19 en el país. De acuerdo a lo dicho por el ministro de Salud, Enrique Paris, se espera que los casos aumenten a partir de enero en una cantidad que podría sobrepasar los 9 mil casos diarios, en el peor de los escenarios.

Ante este pronóstico hecho por las autoridades, decidimos revisar cómo Europa ha vivido la llamada segunda ola de contagios que lleva semanas elevando los casos diarios de Covid-19.

Las advertencias antes del rebrote

El pasado 21 de mayo, mientras Europa comenzaba su desconfinamiento, la directora del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) advertía que los países del continente debían prepararse para una “segunda ola” de la pandemia, según informaba Radio BioBío. En ese momento, Europa tenía el récord de ser el continente más afectado con la pandemia, con casi 2 millones de personas contagiadas y, de ellas, 170 mil que habían muerto a causa de Covid-19.

A pesar de estas cifras, desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijeron que Europa estaba mejorando, según recogió T13 el 8 de junio pasado.

El aumento de casos

El 24 de julio pasado, desde la OMS habían expresado su preocupación por el “resurgimiento del coronavirus en Europa”, según relataba La Tercera en esa fecha. De acuerdo al medio, ese continente representaba el 20% de los más de 15 millones de casos confirmados de covid-19 en el mundo.

Al mes siguiente, en agosto, las cifras de contagio en España llamaron la atención de los expertos, como informó La Tercera. Esto porque el número de contagiados en ese país fue de 4.923 casos diarios en promedio durante la primera semana de ese mes. Hay que considerar que este promedio registrado en el país ibérico superó la suma de todos los casos registrados en Francia, Reino Unido, Alemania e Italia juntas en la misma fecha.

A mediados de agosto, desde Mega informaron sobre las primeras medidas de restricción tomadas en Francia e Inglaterra ante el avance de los contagios en lo que se denominó como “segunda ola”. Esta nueva imposición de restricciones a la movilidad de la gente, vino significar un freno en el proceso de desconfinamiento que la mayoría de los países de Europa habían empezado a mediados de mayo.

En España, a mediados de agosto, habían decretado la prohibición de fumar en la calle, salvo si se podía mantener la distancia de dos metros, esto en las regiones de Galicia y Granadas. Además, se volverían a cerrar discotecas, bares nocturnos y salones de baile, mientras que restaurantes y otros bares deberían cerrar a las una de la mañana.

Los contagios y las restricciones aumentaron

Según informaba Radio Duna, el 11 de septiembre los 55 países que conforman Europa sumaban una cifra total de 51 mil nuevos contagios, una cifra superior a la que se había alcanzado en abril, durante los peores momentos de la pandemia.

El medio también reprodujo el llamado por parte de la Comisión Europea a todos los Estados que son miembros de esta organización a reaccionar frente al gran aumento de casos de Covid-19.

El 17 de octubre, BBC Mundo, hacía un recorrido por varios países de Europa en cuanto a sus restricciones. Según el medio, República Checa tenía el mayor número de infecciones del continente por cada 100 mil habitantes y decretó estado de emergencia el 5 de octubre. Los pubs y restaurantes llevaban cerrados tres días, pudiendo vender solo comida para llevar. Mientras que las reuniones de más de seis personas estaban prohibidas tanto al aire libre como en interiores.

En tanto que Suecia no decretó confinamiento, pero prohibió las reuniones de más de 50 personas y se llamó a las personas mayores de 70 años a aislarse. Sin embargo, las tiendas, bares, restaurantes y gimnasios permanecieron abiertos. Además, las empresas permanecieron abiertas y no se recomendaron mascarillas.

Casi un mes después, el 13 de noviembre, La Tercera informaba que Francia era el país de Europa y el cuarto a nivel mundial que registraba la mayor cantidad de casos totales con 1.922.054 casos y 44 mil fallecidos. El presidente Emmanuel Macron anunciaba esa fecha un segundo confinamiento nacional que duraría hasta el 1 de diciembre.

En tanto que Alemania tuvo ese viernes 13 de noviembre un nuevo peak de contagios con 23.542 casos; una situación que se daba luego de que el país había vuelto a decretar un cierre parcial desde el 2 de noviembre.

Ese día viernes, Portugal rompió el récord desde el inicio de la pandemia con 6.653 infectados informados en 24 horas y se había decretado un estado de emergencia vigente hasta el 23 de noviembre, más un toque de queda que permitiría a los ciudadanos salir solo hasta las 13:00 los fines de semana para compras esenciales.

En tanto, Reino Unido se había convertido en el primer país europeo en superar el límite de las 50 mil muertes por la pandemia. El 5 de noviembre había entrado en estado de bloqueo a nivel nacional, permaneciendo abiertas solo las escuelas.

Según lo recogido por BBC Mundo, el director del Departamento de Enfermedades Transmisibles de la OPS, Marcos Espinal, dijo que la lección que deja la segunda ola en Europa es “que no debemos bajar la guardia”. Según el profesional el repunte de los casos por segunda vez se debía a que se relajaron las medidas con la llegada del verano y la caída de los casos después de la primera oleada de la pandemia.

Porque lo que importa es la verdad, ayuda a nuestro proyecto de verificación de datos para continuar nuestro trabajo. Aporta aquí

Contenido recomendado