Desde la tórula a una gotita de sangre: Los test que se ocupan en Chile para cazar al Covid-19

por | May 12, 2020 | coronavirus, EXPLICATIVO

Por Patricio López

A nivel mundial hay al menos tres tipos de test que se ocupan para descubrir si una persona tuvo o tiene el coronavirus.  Las PCR, que detectan los genes víricos y los test rápidos de antígenos que detectan trozos del virus y los de anticuerpos, que miden las defensas que ha generado nuestro cuerpo por haberse expuesto al SARS-CoV2.

En Chile y en el mundo la técnica de la PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa en inglés) es una de las más comunes en los laboratorios de biomedicina y microbiología. Permite replicar cadenas específicas de ADN millones de veces a través de reacciones rápidas.

Todo parte desde una muestra tomada con un bastoncillo en la garganta o fosas nasales. De ellas toman un trocito del material genético del virus, el ARN (ácido ribonucleico), que es el ADN del virus. La muestra se analiza en laboratorios en máquinas ligeras semiautomáticas. Requiere reactivos químicos y personal especializado. Puede tardar entre 2 horas y un día.

«Esta prueba busca la presencia de material genético viral que indique que la persona tiene una infección actual y es probablemente infecciosa, con una precisión del 90%», dice Jaime Labarca, infectólogo del Hospital Clínico UC. Sin embargo, la desventaja es la capacidad de procesar las muestras. En Chile, hay 73 laboratorios que analizan las muestras de PCR. Este día lunes, se realizaron 9.283 exámenes, y que dejó en evidencia el problema.

La denuncia hecha por el alcalde de Cerro Navia mediante Twitter reflejó la demora de los resultados, por lo que el día lunes recién pasado, el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, explicó que la demora es por la alta demanda en la Regiónn Metropolitana en los exámenes. “Todos los exámenes que llegan a los laboratorios se procesan y si existe algún retraso por la cantidad de muestras, se trasladan a otros laboratorios», dijo el subsecretario Zúñiga.

 

Los anticuerpos

El pasado domingo, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, dio inicio al uso de los test serológicos de anticuerpos. Detalló que gracias a una donación de 500 mil test, con esta nueva herramienta se podrá conocer “si la persona no tiene ninguna línea en IgG o IgM no ha hecho la enfermedad, si tiene una línea muy clara en IgM la enfermedad es reciente, si es IGG la enfermedad es antigua y si las dos son positivas quiere decir que es una infección que ya ha pasado por lo menos 14 días, pero que todavía es relativamente reciente”, señaló.

Este test es el que mayoritariamente se ha empezado a usar en el mundo, y como lo dijo el ministro, permite no sólo identificar una infección activa, sino si ha pasado ya por la enfermedad mediante la detección de dos anticuerpos IgM e IgG presentes en nuestra sangre o plasma cuando enfermamos de Covid-19 solo con una gota de sangre. El primero (IgM), aparece cuando se cursa la enfermedad y el segundo (IgG) es la memoria de que tuviste la infección y nos protege de nuevos brotes.

Las pruebas de inmunoglobulina para COVID-19 solo pueden confirmar si usted ha estado expuesto al virus (actualmente o en el pasado) dependiendo de los anticuerpos detectados por la prueba y no para confirmar la presencia del virus en su sistema.

Los anticuerpos del coronavirus generalmente no son detectables hasta pasado los 14 días después del comienzo de los síntomas  según estudios. «En la mayoría de las infecciones virales, los anticuerpos específicos pueden detectarse durante meses o años después de la infección y, en muchos casos, hasta bien entrada la vejez», dice Labarca.

Si los anticuerpos COVID-19 confieren inmunidad y por cuánto tiempo, es objeto de una investigación en curso. Para algunas enfermedades, los anticuerpos pueden proteger a las personas durante años después de la infección inicial. Pero para los coronavirus comunes, es más típico ver reinfección después de un período de tiempo más corto, dice Labarca.

El test de anticuerpos es efectivo para testeos masivos, como una herramienta para estimar la proporción relativa de personas que han tenido contacto con el virus con síntomas o sin ellos.

Los test antigénicos

Mientras que las pruebas de PCR buscan evidencia de material genético viral, y  las pruebas de anticuerpos detectan anticuerpos humanos contra el virus, las pruebas de antígeno buscan fragmentos de proteínas de la superficie viral como un marcador de infección. Un antígeno solo puede indicar si estás actualmente infectado, no si te has recuperado del virus.

«Todos los test de antígenos funcionan de forma similar. Tenemos un soporte en el que se fijan los anticuerpos que reaccionan con una proteína específica del virus. En él se aplica la muestra del paciente, en este caso, normalmente, de la nariz o la garganta. A continuación, se añade otro anticuerpo marcado que pone de manifiesto la reacción, si es positiva», señala Jaime Labarca.

Test antígenos

El problema es que todavía sé encuentra en pruebas, ya que después de cinco meses, la estructura del virus se conoce, al igual que sus anticuerpos. Recién el pasado sábado 9 de mayo la FDA (Food & Drug Administration) autorizó el primer test masivo en Estados Unidos.

 

Si llegaste hasta aquí y quieres apoyarnos en nuestra lucha contra la desinformación puedes aportar aquí.

Si te llega alguna información que puede ser falsa envíala a nuestro WhatsApp +56974473146 para que la verifiquemos o a nuestras redes sociales @malaespinacheck en TwitterInstagram y Facebook.

 

Porque lo que importa es la verdad, ayuda a nuestro proyecto de verificación de datos para continuar nuestro trabajo. Aporta aquí