Las afirmaciones falsas del vídeo titulado “100.000 médicos se unen contra las vacunas COVID-19”

por | Feb 9, 2021 | FALSO

Este es un artículo original de Newtral, que pertenece a la alianza Latam Chequea, donde juntos combatimos la desinformación sobre el Covid-19.

Por Elena Turrión

  • Circula en redes sociales un video en el que un grupo de supuestos profesionales sanitarios de distintos países pone en duda la seguridad de las vacunas aprobadas contra la COVID-19 y dicen que no han sido testadas en animales. Pero es falso. Antes de su aprobación, los tratamientos sí han pasado por la fase de ensayos preclínicos en animales.

Nos han preguntado a través de nuestro servicio de verificación de Whatsapp (+34 627 28 08 15) por un video, de unos 30 minutos de duración, titulado “cerca de 100.000 médicos y profesionales sanitarios se unen contra las vacunas COVID-19”, que contiene numerosas afirmaciones falsas.

En el contenido, difundido en inglés con subtítulos en español, aparecen supuestos profesionales sanitarios de distintos países como España, Suiza, Noruega, Bélgica, Reino Unido o Estados Unidos que se identifican como médicos, enfermeros, dentistas o incluso como “profesionales de la acupuntura”.

Algunas de estas personas forman parte de la plataforma antivacunas llamada Alianza Mundial de Doctores. Distintos verificadores como Science Feedback o AP han desmentido anteriormente otros bulos de esta organización, como que “los test PCR arrojan un 94% de falsos positivos” o que “no hay pandemia”.

Las vacunas aprobadas contra la COVID-19 sí han sido probadas en animales

En el video por el que nos han preguntado, publicado en un blog el pasado 22 de diciembre y que también circula por Youtube y Facebook, se pone en cuestión la eficacia y seguridad de las vacunas y se dice que no han sido testadas en animales, un paso crucial en la investigación y desarrollo de medicamentos.

“Ahora, debido a la excusa de una pandemia global, la industria farmacéutica tiene el permiso de saltarse las pruebas en animales [de las vacunas]. Esto significa que nosotros, los humanos, seremos los conejillos de indias y podríamos tener efectos secundarios severos cuando estemos expuestos a nuevos virus”, dice una de las personas que aparecen en el vídeo, Hilda de Smet, quien se presenta como una doctora belga.

Pero desde la Agencia Europea del Medicamento (EMA), el organismo encargado de dar luz verde a los fármacos en la Unión Europea antes de su comercialización, explican a Newtral.es que “eso es incorrecto”.

“Al igual que todos los nuevos medicamentos autorizados en la UE, las vacunas COVID-19 se prueban primero en el laboratorio (es decir, estudios sobre su calidad farmacéutica y estudios para comprobar primero los efectos en pruebas de laboratorio y en animales)”, destacan.

Como explica la Agencia Española del Medicamento (AEMPS), “para que un medicamento sea autorizado tiene que pasar por varias etapas de investigación que tienen como objetivo demostrar la calidad, eficacia y seguridad del medicamento. Las fases de la investigación con medicamentos abarcan la investigación básica, los ensayos preclínicos, y los ensayos clínicos en humanos y animales”.

En concreto, en la fase preclínica de investigación, los potenciales medicamentos son estudiados en animales de experimentación y en modelos de laboratorio para evaluar su seguridad y actividad biológica.

Asimismo, el médico Alberto Borobia, coordinador de Ensayos Clínicos del Hospital La Paz en Madrid, explica a Newtral.es que no es posible saltarse los ensayos en animales ya que esta fase “es un paso necesario para iniciar las pruebas en humanos”.

“En la fase preclínica de pruebas in vitro y en animales, se hace una primera evaluación de la dosis necesaria del medicamento y se realizan estudios de toxicidad. Con esa información se prepara la fase clínica de ensayos en personas”, aclara.

Las vacunas de Pfizer y Moderna han pasado los ensayos en animales

En el caso de la vacuna de Pfizer y BioNtech, aprobada en España contra el coronavirus, el tratamiento fue testado en primates antes de comenzar las pruebas en humanos.

Según los resultados de estos ensayos preclínicos, publicados en una nota de prensa, la candidata a vacuna “previene la infección pulmonar en el 100% de los macacos infectados con el SARS-CoV-2” en los que se hicieron las pruebas de investigación.

Otra de las vacunas que ha recibido el visto bueno de Bruselas, de la farmacéutica Moderna, también ha superado los estudios de seguridad en animales, como se recoge en un comunicado del laboratorio. Antes de que la vacuna salga al mercado, las autoridades sanitarias revisan estos datos y los resultados de las pruebas en humanos para comprobar que los tratamientos son seguros y eficaces.

Las autoridades sanitarias confirman la seguridad de las vacunas autorizadas

De Smet también asegura en el vídeo que “durante casi 20 años la industria farmacéutica ha intentado desarrollar vacunas contra el coronavirus, pero nunca lo logró porque vieron en las pruebas con animales que había efectos secundarios serios y enfermedades autoinmunes y que el animal estaba expuesto a una nueva clase de virus salvaje. Estos desórdenes autoinmunes son compatibles con las complicaciones que hemos visto en algunos pacientes con COVID-19”, señala.

Como ya explicamos en Newtral.es, existen “siete coronavirus conocidos”. El SARS-CoV-2 es un nuevo tipo de coronavirus que causa la enfermedad COVID-19. Como se destaca en un artículo periodístico publicado en la revista científica Nature, “durante años, los investigadores habían prestado atención a otros coronavirus, que causan el SARS (síndrome respiratorio agudo severo) y el MERS (síndrome respiratorio de Oriente Medio), y algunos científicos habían estado trabajando en nuevos tipos de vacunas”.

En una revisión de la literatura científica disponible sobre el desarrollo de vacunas contra el SARS y el MERS, publicada en la revista científica Journal of Biomedical Science, se señala que varias candidatas a vacunas contra el SARS y el MERS “se han desarrollado y probado en modelos preclínicos. Sin embargo, sólo unas pocas de ellas entraron en fase de ensayo clínico y ninguna de ellas ha sido aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés)”.

No obstante, el conocimiento acumulado durante años ha permitido avances en tiempo récord en el desarrollo de una cura contra el SARS-CoV-2. Respecto a los supuestos efectos adversos de la vacuna de Pfizer —autorizada en Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea, de donde son las personas que aparecen en el vídeo—, las autoridades sanitarias han confirmado que la vacuna es segura y “la incidencia de eventos adversos graves fue baja” en los ensayos clínicos.

De los más de 44.000 participantes en las pruebas en humanos, “los únicos eventos adversos de grado tres (graves) registrados con una frecuencia cercana al 2%, después de la primera o de la segunda dosis, fueron fatiga al 3,8% y dolor de cabeza al 2%”, señala la compañía. Aún continúan las investigaciones sobre la seguridad de la vacuna en subpoblaciones como los niños menores de 16 años, las personas embarazadas y lactantes y las personas inmunodeprimidas.

Las cifras oficiales muestran un exceso de mortalidad

A lo largo del video que estamos verificando también se afirma que “esta pandemia no es una pandemia médica real” y que “no hay exceso de mortalidad” con respecto a otros años. Pero como ya explicamos en Newtral.es no es cierto.

Las estadísticas publicadas por el equipo de Our World in Data, de la Universidad de Oxford, que comparan el número de muertes de los registros oficiales de cada país durante la pandemia con el promedio de fallecimientos durante el mismo periodo en años anteriores, confirman un exceso de mortalidad durante la pandemia. También otros estudios independientes, publicados en revistas científicas como Nature, constatan que este año ha habido más muertes de las previstas a causa de la COVID-19.

Remedios caseros no probados contra la COVID-19

En el contenido que estamos verificando también aparece la bióloga Dolores Cahill, quien ya ha difundido afirmaciones falsas que hemos desmentido anteriormente. “Sabemos que se pueden tratar los síntomas de la COVID-19 con vitamina C, D y zinc”, asegura en el vídeo.

Como ya verificamos en Newtral.es, la vitamina D no cura el coronavirus. Tampoco hay evidencias científicas de que la vitamina C previene la COVID-19. La Organización Mundial de la Salud (OMS) tampoco reconoce ni las vitaminas ni el zinc como tratamientos para curar la COVID-19 en su página web, y además este organismo señala que “ningún alimento impide contraer la COVID-19”.

Los test PCR son la “técnica de referencia” de detección del coronavirus

Otra de las personas que aparece en el vídeo pone en duda la fiabilidad de las pruebas PCR. “Mi opinión es que los test PCR no son precisos y por eso causa tantos falsos positivos”, dice Ralf Sundenberg, quien se presenta como médico y antiguo profesor universitario de cirugía de espalda.

El biólogo molecular Carlos del Fresno del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, experto en la técnica PCR, explica a Newtral.es que estos test, capaces de detectar un fragmento del material genético del coronavirus, son “la técnica de referencia” para detectar el SARS-CoV-2 y la “más fiable” hasta el momento.

Asimismo, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) destaca que la fiabilidad de los test PCR está “probada”. “Lo que se mira en una PCR es si una persona tiene el virus o no en ese momento concreto. Puedes ser negativo al tomarte la muestra y después infectarte”, explican desde el CSIC en esta verificación que publicamos en Newtral.es.

No es la primera vez que recibimos un bulo sobre las PCR. En el pasado se compartió un mensaje que aseguraba que “podía dar positivo cualquiera”, aunque era falso.

En el vídeo que estamos verificando también aparece Natalia Prego, protagonista de varios vídeos y audios virales desde que comenzó la pandemia, que hemos desmentido en Newtral.es.

Resumen:

En resumen, el vídeo titulado “100.000 médicos se unen contra las vacunas COVID-19” contiene numerosas falsedades que ya hemos desmentido anteriormente. Respecto a la afirmación de que las vacunas no han sido probadas en animales, se trata de un bulo. Los tratamientos aprobados contra el coronavirus han tenido que superar la fase de ensayos preclínicos en modelos animales.

Porque lo que importa es la verdad, ayuda a nuestro proyecto de verificación de datos para continuar nuestro trabajo. Aporta aquí

#QuiénDijoQué… 3era semana de Febrero

#QuiénDijoQué… 3era semana de Febrero

Esta semana ha estado marcada por polémicas sobre el retorno a clases, el casi descenso de Colo Colo en el fútbol chileno, la campaña de vacunación sigue sin frenos y uno que otro comentario que ha salido en el mundo político.  Así que nuevas frases quedaron marcadas,...