Lo que se sabe de la vacuna Sputnik V que llega a Chile

por | Jul 21, 2021 | EXPLICATIVO, Vacunas

El día de hoy finalmente el Instituto de Salud Pública (ISP) anunció la autorización del uso de emergencia de la vacuna rusa en el país. Acá te contamos todo lo que se sabe de la vacuna Sputnik V que llega a Chile. 

La Sputnik V se suma a las ya conocidas vacunas de Pfizer, Sinovac, AstraZeneca, Cansino y Johnson & Johnson que ya han pasado por la autorización del ISP.

El medio argentino Chequeado también publicó una nota sobre esta vacuna, revísala aquí. 

¿Qué se sabe de la vacuna Sputnik V que llega a Chile?

La Sputnik V fue dada a conocer en agosto del año pasado, cuando Rusia la anunció como la primera vacuna anti covid registrada en el mundo. 

Fue producida por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamelaya ubicado en Moscú, la capital rusa.

Se basa en una plataforma que utiliza dos vectores adenovirales humanos recombinantes. En palabras sencillas, esto quiere decir que este tipo de vacunas utiliza un virus modificado – que no es del SARS-CoV-2 – para dar instrucciones a las células y generar inmunidad. 

Esta vacuna ya fue aprobada en más de 60 países, de ellos quince son del continente americano. Argentina, país que producirá próximamente la misma vacuna, Bolivia, Venezuela, Paraguay, México, Nicaragua, Honduras, Guyana, San Vicente y las Granadinas, Guatemala, Antigua y Barbuda, Panamá y Chile.

Sus aspectos técnicos

Y para lograr una inmunidad de más del 90% se requiere de la aplicación de dos dosis, puestas con 21 días de diferencia. Cada una de estas dosis está compuesta por un adenovirus diferente, el Ad26 y el Ad5. 

De acuerdo a los estudios realizados esta vacuna se puede colocar a personas mayores de 18  y 60 años. 

Además, se puede almacenar en un rango de temperatura entre 2° a 8° Celsius lo que facilita su transporte y mantenimiento. Su costo no supera los 10 dólares por dosis, según la página oficial de la vacuna. 

¿Qué sabemos sobre su efectividad?

Uno de los puntos más importantes a la hora de enfrentarse a una vacuna es su porcentaje de efectividad. De acuerdo a los últimos estudios preliminares de fase III realizados por Rusia, la efectividad sería de un 91,6%. 

El estudio fue publicado en febrero de este año y contó con 19.866 voluntarios que ya tenían ambas dosis. Según la página oficial de la Sputnik V, se registró que la eficacia para los voluntarios de edad avanzada era de un 91,8% sin demostrar diferencias significativas con los voluntarios de 18 a 60 años. 

Asimismo, los estudios no demostraron efectos adversos graves. Tan solo se observaron efectos leves, tales como dolores de cabeza, dolor en el sitio de la inyección y dolor corporal. 

Además, de acuerdo a los últimos estudios (19 de abril 2021) realizados por el país con los datos “sobre la incidencia del coronavirus entre los rusos vacunados con ambos fármacos”, la vacuna tendría una efectividad del 97,6%.

Este análisis fue obtenido con los resultados de 3.8 millones de rusos vacunados entre el 5 de diciembre del 2020 y el 31 de marzo del 2021.  

Cabe destacar que a comienzos de agosto del año pasado Rusia publicó sus estudios de fase I y II, tal cual señala el medio argentino Chequeado.

Para el día once del mismo mes, la vacuna recibió el certificado de registro otorgado por el Ministerio de Salud de Rusia. Asimismo, el día 25 de ese mes el país soviético inició los ensayos clínicos posteriores.

Tan solo dos meses después, el 27 de octubre del 2020, El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), institución encargada de invertir en el capital social de las empresas, solicitó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) el registro acelerado y la precalificación de la Sputnik V. 

Estos movimientos tan rápidos por parte de Rusia con tal de lanzar la vacuna lo antes posible, generaron dudas en el mundo y pusieron en cuestionamiento la verdadera eficacia que demuestran los ensayos de fase I y II.

Polémicas de la vacuna Sputnik V

Al respecto de la velocidad con que Rusia realizó sus estudios, registró la Sputnik V y planteó su plan de vacunación masiva en agosto del 2020 expertos alrededor del mundo cuestionaron la efectividad y transparencia de este proceso. 

Uno de los argumentos utilizados fue la poca cantidad de voluntarios en que se realizaron los ensayos clínicos, algo que no cuadraba con los estándares internacionales. 

Ya que de acuerdo a la publicación en la revista científica The Lancet habrían participado tan solo 76 personas y el 100% de ellos habría desarrollado anticuerpos contra el Covid-19.

Además, expertos señalaron que los rusos podrían haberse saltado pasos y medidas a la hora de realizar las vacunas. Junto con informar una falta de transparencia e información sobre los procesos llevados a cabo en las investigaciones.

Al respecto, el gobierno ruso señaló en su momento que estas dudas no tenían ningún fundamento. 

Otra entidad que se pronunció al respecto fue la OMS, quienes señalaron que al igual que todos los países Rusia debía seguir los trámites de precalificación y revisión acordados por la institución internacional.  

Pero esto no terminó aquí, esta semana la Sputnik V se vio envuelta en otra polémica pero ahora con la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) de Brasil, organismo autónomo encargado de aprobar o rechazar las vacunas. 

El día lunes ANVISA rechazó la solicitud de importación y uso de la vacuna rusa en Brasil. Argumentando una falta de datos en las investigaciones y posibles riesgos por fallas en la fabricación de la Sputnik V.

Además, destacaron que no han recibido los informes técnicos que señalen que la vacuna cumple con los estándares de calidad.

Inmediatamente desde Rusia, a través de sus redes sociales, respondieron afirmando que se trataría de una decisión política influenciada por Estados Unidos.

Porque lo que importa es la verdad, ayuda a nuestro proyecto de verificación de datos para continuar nuestro trabajo. Aporta aquí

Contenido recomendado