La mortalidad materna no es más alta en los países donde hay aborto libre a diferencia de lo que dijo Kast

por | Sep 23, 2021 | FALSO

Anoche se llevó a cabo el debate presidencial Primera Vuelta 2021, el cual fue transmitido por CNN y Chilevisión. En esta oportunidad, cinco de los siete candidatos compartieron espacio y discutieron sobre diversos temas. En este intercambio, José Antonio Kast afirmó que “en los países donde hay aborto libre, la tasa de mortalidad materna es mucho más alta”. Esta afirmación es falsa y en Mala Espina te explicamos la razón.

 

Hablando sobre salud en el debate presidencial, José Antonio Kast afirmó que la mortalidad materna es mucho más alta en los países donde hay aborto libre. Al final del debate, fue interpelado por la periodista de CNN Fresia Soltof sobre la fuente del dato. Kast respondió que “(…) mientras más intervenciones hay de ese tipo en mujeres, el riesgo de vida de la madre es más alto”.

 

Para poder verificar la veracidad de esta frase, recurrimos a la documentación existente respecto al tema. A continuación te presentamos los datos.

La mortalidad materna y su relación con el aborto

Aborto y mortalidad materna

En septiembre de 2017, la Organización Mundial de la Salud publicó, junto a Guttmacher, un comunicado de prensa sobre el aborto. En éste, se reveló que “en todo el mundo se producen aproximadamente 25 millones de abortos peligrosos al año”. La siguiente imagen es la que acompaña al texto:

abortos seguros, poco seguros y nada seguros

Fuente: Organización Mundial de la Salud.

En dicho comunicado explican las conclusiones principales del estudio llevado a cabo por ambas instituciones. El estudio divide los abortos en tres categorías: seguro, menos seguro y nada seguro. Pese a que el 55% de los abortos estudiados fueron llevados a cabo de formas seguras, un 14% fue nada seguro.

Del artículo se desprende que “cuando los abortos se realizan de conformidad con las directrices y normas de la OMS, el riesgo de complicaciones graves o muerte es insignificante”. Si el procedimiento cumple con esa condición, se puede catalogar como “aborto seguro”. Respecto a las cifras, se concluye lo siguiente:

“En los países donde al aborto está completamente prohibido o se permite solo para salvar la vida de la mujer o preservar su salud física, solo 1 de cada 4 abortos fue seguro; por el contrario, en los países donde el aborto es legal en supuestos más amplios, casi 9 de cada 10 abortos se realizó de manera segura. Restringir el acceso al aborto no reduce el número de abortos”.

La recomendación del organismo es clara. Para prevenir abortos peligrosos y embarazos no deseados, es importante que los países garanticen una “educación integral en materia de sexualidad; un amplio abanico de métodos anticonceptivos, incluidos los anticonceptivos de urgencia; asesoramiento en materia de planificación familiar; y acceso a un aborto sin riesgos y legal”. Estos mismos requisitos fueron expuestos por la OMS en su artículo para prevenir los abortos riesgosos.

Médicos sin Fronteras también coincide en que “las muertes a causa de abortos no seguros se reducen enormemente cuando la mujer puede acceder a servicios médicos”.

 

Legalización del aborto en el mundo

El aborto aún está estrictamente prohibido en 24 países. Esta información está actualizada a septiembre de 2021 y ha sido publicada por el Centro de Derechos Reproductivos. Por otro lado, en 73 países el aborto se encuentra despenalizado en su totalidad. En 106 países del mundo el aborto se encuentra despenalizado en al menos una de las causales. El mapa completo puedes encontrarlo aquí.

El sitio web Statista elaboró un gráfico con esa información. Y, si hablamos de América Latina, muestra que en Argentina, Uruguay, Cuba y Puerto Rico el aborto es libre y sin restricción de causa.

Estatus legal del aborto en el mundo 2021

Fuente: Statista; elaborado con datos del Centro de Derechos Reproductivos.

En Chile, el aborto está despenalizado desde 2018 en tres causales, que son: violación, inviabilidad del feto y riesgo de vida de la madre. Respecto a la mortalidad materna, los datos públicos no han sido actualizados desde 2016. Pese a ello y basándonos en la proyección de la Cepal para 2017, Chile sería el país de Sudamérica con la menor tasa de mortalidad materna, siendo Uruguay el segundo de la lista. Hablando específicamente del aborto, las últimas cifras del Ministerio de Salud (2016) lo ubican en la cuarta posición posición. Esto equivale a 1 de 51 muertes ese año.

Quizás te interese “el aborto no es la tercera causa de mortalidad materna en Chile

¿Cómo impacta la legalización o prohibición a la mortalidad materna?

Un estudio publicado por BMC Women’s Health explica que una reforma a las leyes de aborto podría reducir la mortalidad materna. El estudio explica que una de las razones más comunes de mortalidad materna es, justamente, un aborto riesgoso. Así mismo, demuestra que en países con leyes más restrictivas en esta materia la tasa de mortalidad de la madre es más alta.

 

La Ley de Texas: el Senate Bill 8.

El ejemplo más reciente es la llamada Ley de Texas (o Senate Bill 8, S.B. 8). El 1 de septiembre en Texas, Estados Unidos, entró en vigencia una normativa restrictiva que prohíbe casi todos los tipos de aborto. Es decir, en el momento que un ultrasonido detecta actividad cardíaca, el aborto es ilegal. Y ayer, Revisa Time publicó una nota en la cual explican que, de mantenerse esta prohibición, la tasa de mortalidad materna relacionada al aborto podría incrementarse.

Time entrevistó al doctor David Einsenberg, quien es un ginecólogo-obstetra que realiza abortos en Missouri e Illinois. Él estima que, debido a la aplicación de esta ley, la mortalidad materna al próximo año en el estado podría ascender a un 15%. Para mujeres negras, este número ascendería al 33%. Esto último se explica por la diferencia en el acceso a este tipo de procedimientos.

El caso de Sudáfrica

En la iniciativa que plantea la despenalización del aborto en Chile, se explica que, basándose en información de la ONG Médicos Sin Fronteras, “las muertes a causa de abortos inseguros se reducen enormemente cuando la mujer puede acceder a servicios médicos”. Esto ya lo señalamos anteriormente. Además, la moción señala que “tras la legalización del aborto en Sudáfrica en 1996, diversos estudios confirmaron que, para el año 2000, la mortalidad materna por abortos no seguros se había reducido en un 91%”. Dicha información también ha sido expresada por Médicos sin Fronteras aquí.

La despenalización en Argentina

En 2018, el medio argentino Chequeado, también parte de la alianza LatamChequea, publicó una verificación a los dichos de quien era el ministro de Salud. Adolfo Rubinstein señaló en una entrevista a Clarín que “en los países que legalizaron el aborto, la mortalidad materna bajó drásticamente”.

El veredicto que le asignó a esta frase es «verdadero» y a continuación te mostramos los antecedentes.

En España, por ejemplo, el número de abortos cayó en términos absolutos y relativos desde que se legalizó esta práctica en 2010, mientras que en Portugal ocurrió lo mismo a partir de 2007.

Dentro de América Latina se suele mirar a Uruguay como referente, donde el aborto es legal desde 2012, ya que ocupa uno de los lugares con menor tasa de mortalidad materna en América. En el país oriental los abortos eran responsables del 37% de las muertes maternas durante el quinquenio 2001-2005, y cayeron hasta representar alrededor de 8% entre 2011 y 2015.

En Argentina, de acuerdo con el anuario del Ministerio de Salud de la Nación, en 2016 (último dato oficial disponible) murieron 245 mujeres embarazadas por distintas causas. De este total, el 17,6% fueron muertes por un “embarazo terminado en aborto”. Esto ubicó al aborto como la principal causa individual de la mortalidad materna.

Un informe conjunto del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), el Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES) y la Red de Acceso al Aborto Seguro (Redaas) señala también estudios sobre Rumania y Guyana, donde las tasas de mortalidad materna por abortos disminuyeron luego de reformas legales más permisivas.

Puedes revisar la verificación completa que realizaron siguiendo este enlace.

 

En base a lo expuesto anteriormente, calificamos como «falsa» la frase de José Antonio Kast. El aborto libre y seguro ayuda a disminuir las muertes maternas que son, principalmente, ocasionadas por procedimientos peligrosos. Además, se demostró que la mortalidad disminuye tras reformas más permisivas.

Porque lo que importa es la verdad, ayuda a nuestro proyecto de verificación de datos para continuar nuestro trabajo. Aporta aquí

Contenido recomendado