Escucha Nuestro Podcast El Cabildo

Es tendencia

cerrar

Mundo

10 de diciembre de 2022

Qué pasará ahora con Pedro Castillo

Pedro Castillo

Mientras está siendo investigado por rebelión- lo que se suma a sus otras causas por organización criminal, corrupción y tráfico de influencias- se abre una opción: el asilo en México.

Por

Este miércoles los parlamentarios del Perú destituyeron a Pedro Castillo como presidente. El exmandatario, en un mensaje a la nación, anunció que disolvería el Congreso, e instalaría un Gobierno de Emergencia, con un toque de queda nocturno.

Sin embargo, Castillo no recibió el apoyo que necesitaba. Rápidamente, las Fuerzas Armadas, la Policia Nacional, y las autoridades internacionales rechazaron sus acciones. Horas más tarde, tras salir del Palacio Pizarro con su abogado, Anibal Torres, la policia lo detuvo.

Para muchos, en especial en Perú, las acciones de Castillo son un intento de golpe de Estado. Además, está siendo investigado por delitos de organización criminal, corrupción y tráfico de influencias.

En su reemplazo, asumió como mandataria la exvicepresidenta Dina Boluarte.

¿Qué pasará con el expresidente Pedro Castillo?

Unos minutos después de terminar su transmisión a todo el Perú, Castillo ya sabía que sus planes no se concretarían. Rápidamente distintas personalidades y autoridades fundamentales del Perú (como el Servicio Electoral y las FFAA) le dieron la espalda por sus intenciones antidemocráticas.

Entonces el expresidente llamó al palacio presidencial de México para solicitar asilo político en su embajada. Andrés Manuel López Obrador, mandatario mexicano, accedió a la solicitud, «frente a la persecución infundada de órganos de justicia que han tomado un carácter político en sus actuaciones respecto a esa persona», como indicó en una carta.

Sin embargo,  la Policia Nacional detuvo a Castillo y a Torres mientras se dirigían a la embajada mexicana. Inicialmente lo llevaron a la Prefectura local, donde estuvo recluído un par de horas, para posteriormente llevarlo al cuartel Los Cibeles, en Rimac, un distrito céntrico de Lima. No obstante, Castillo pasaría la noche en la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía (Diroes), donde también está cumpliendo condena el expresidente Alberto Fujimori, quien disolvió el Congreso hace 30 años.

Tras la toma de declaración del exmandatario, el Ministerio Público comenzó a investigarlo por delito de rebelión y conspiración. En este contexto, el Poder Judicial sentenció a Castillo a 7 días de prisión preventiva para continuar las indagaciones sobre las cuasas.

Asimismo, el Segundo Juzgado Constitucional rechazó el habeas corpus presentado por los abogados del expresidente. Este sería el segundo proceso de defensa perdido por Castillo, ya que inicialmente también demandó una detención ilegal, lo que se rechazó en la Corte.

Por el momento, la única esperanza de Castillo está en conseguir el asilo en México, un trámite que se encuentra en proceso, y es totalmente legal por la Convención Sobre Asilo Diplomático de la Organización de los Estados Americanos firmada en 1954.

Newsletter

Únete a la lucha contra la desinformación.
Ingresa tus datos para recibir nuestro newsletter.