No, un estudio de ‘The Lancet’ no ha “confirmado” que la eficacia de las vacunas sea del 1% en lugar del 95%

por | Jun 14, 2021 | Coronavirus, FALSO

«No, un estudio de ‘The Lancet’ no ha “confirmado” que la eficacia de las vacunas sea del 1% en lugar del 95%», es un artículo original de Newtral perteneciente a la alianza Latam Chequea, de la cual también es parte Mala Espina Check.

Por Elena Turrión

Circulan por redes mensajes virales que hacen una interpretación errónea de un comentario publicado en The Lancet Microbe. Confunden dos modos no comparables de medir la eficacia de las vacunas

Nos preguntaron a través del servicio de verificación de WhatsApp por un mensaje en el que se afirma que “un estudio de la prestigiosa revista científica The Lancet, revisado por pares, confirma que la eficacia de la vacuna no es del 95% según afirman las compañías de vacunas”.

También se dice en él que la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca-Oxford tiene en realidad “una eficacia del 1,3%, la de Moderna del 1,2%, la de Janssen del 1,2% y la de Pfizer del 0,84%”.

eficacia de las vacunas

Pero en el contenido se hace una interpretación errónea de unos datos que se publicaron en un comentario en The Lancet Microbe. Este documento no dice que la eficacia de algunas de las vacunas autorizadas contra el coronavirus no sea del 95%, sino que expone dos modos distintos (y no comparables) de medir la eficacia de las vacunas, como aclara uno de sus autores a Newtral.es.

La publicación de ‘The Lancet’ sobre eficacia de las vacunas no es un estudio revisado por pares

El pasado 20 de abril se publicó en The Lancet Microbe un trabajo titulado “Eficacia y efectividad de la vacuna COVID-19: el elefante (que no está) en la habitación”. Como podemos comprobar en la página web de la revista, está incluido dentro de la categoría de “comentarios”.

Es decir, no se trata de un artículo científico, sino de un comentario sobre un tema científico que no tiene que someterse a una revisión por pares [un proceso de revisión en el que científicos ajenos al estudio validan los resultados, metodología y las interpretaciones] antes de salir a la luz.

El propio editor de The Lancet Microbe, Onisillos Sekkides, confirma a Newtral.es que, como es un comentario, “el trabajo no estaba sujeto a revisión por pares”.

‘The Lancet Microbe’ no dice que las vacunas sean ineficaces

En el comentario se habla de dos medidas que se utilizan para estimar la eficacia de las vacunas.

La primera de ellas es la reducción del riesgo absoluto (ARR, en inglés). Según el comentario, el ARR es la “diferencia entre las tasas de infección con y sin vacuna, considerando a toda la población”. Es decir, en un estudio de la vacuna en miles de personas (ensayo clínico en fase III) hay dos grupos: uno que recibe la vacuna y otro que recibe el placebo. “Así, si en el grupo A se infecta un 10% de personas y en el grupo B se infecta un 5%, la ARR es del 5%”, explica a Newtral.es Alberto Borobia, coordinador de la unidad central de ensayos clínicos del Hospital Universitario La Paz.

Atendiendo a esto, el ARR de la vacuna de AstraZeneca-Oxford es del 1,3%, la de Moderna 1,2%, la de Janssen 1,2% y la de Pfizer del 0,84%, según se dice en el comentario de The Lancet Microbe.

La segunda medida de eficacia es la reducción del riesgo relativo (RRR) y estima “la eficacia de la vacuna en la prevención de la enfermedad en las personas con riesgo de infectarse y enfermar”, explica a Newtral.es el investigador de la Universidad de Oxford, Piero Olliaro, uno de los autores del comentario.

Con esta medida se calcularon los porcentajes de eficacia de las vacunas que conocemos y que oscilan alrededor del 60% y el 95%. Por ejemplo, la vacuna de Pfizer-BioNtech tiene una eficacia RRR del 95%, lo que significa que la probabilidad de desarrollar COVID-19 en las personas vacunadas disminuye en un 95 % en comparación con las no vacunadas.

Las vacunas autorizadas sí protegen contra el COVID-19

Es decir, aunque ambos valores se expresan como porcentajes, describen cosas distintas. Por eso, Olliaro lamenta que se hayan malinterpretado los datos.

“Es extremadamente decepcionante ver cómo se puede tergiversar la información, especialmente sobre las vacunas COVID-19”, comenta el investigador de Oxford a Newtral.es, tras ser preguntado por el mensaje que circula por redes sociales.

“Nosotros decimos [en el comentario] que las vacunas sí protegen y añadimos consideraciones sobre la eficacia intrínseca de las vacunas y su efectividad cuando se utilizan en diferentes poblaciones”, subraya.

No hay vacunas mejores ni peores atendiendo solo a su porcentaje de eficacia

Olliaro también destaca que, en realidad, lo que querían mostrar en su publicación es que “es incorrecto comparar vacunas basadas en ensayos clínicos realizados en diferentes condiciones, utilizando la reducción del riesgo relativo (RRR), y asumir que las vacunas con una RRR más baja no funcionan lo suficientemente bien”.

Las autoridades sanitarias también coinciden en que no hay que comparar las vacunas entre sí con base en sus datos de eficacia (RRR) obtenidos en ensayos clínicos. Es decir, no es preciso decir que la vacuna de Pfizer-BioNtech por su 95% de eficacia es mejor que la de Janssen, que es eficaz al 67%.

En concreto, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos explica que la única manera de comparar con precisión las cifras de eficacia entre sí es hacerlo en un mismo ensayo clínico directo en el que participen todas las vacunas autorizadas, lo que no se ha hecho por el momento.

“Además, los ensayos clínicos de estas vacunas se llevaron a cabo en diferentes regiones geográficas y en diferentes momentos con una incidencia variable de COVID-19”, añade la FDA.

“Por lo tanto, los estudios deberían informar también de la reducción del riesgo absoluto (ARR)”, opina el investigador de Oxford. Para él, la ARR “es más difícil de entender, pero puede traducirse en cuántas personas deben ser vacunadas en una población con un determinado riesgo de fondo de contraer COVID-19 sin vacuna para prevenir un caso más de la enfermedad”.

En definitiva, mientras que la ARR es la diferencia entre las tasas de infección con y sin vacuna considerando a toda la población, la RRR sería la eficacia en la prevención en aquellas personas que se beneficiarían de la vacunación. Por eso, no hay que igualar estas cifras.

El mensaje falso también circula por otros países

El divulgador científico Luis Quevedo, licenciado en biotecnología, también niega a través de redes sociales que The Lancet haya “desmentido” las cifras de “protección” de las vacunas.

“El artículo versa sobre el tipo de medida y terminología usadas [para medir la eficacia] y por qué no se pueden comparar entre sí los diferentes resultados de fase 3 [de ensayos clínicos]”, añade.

El mensaje por el que nos preguntaron también circula por otros países como Estados Unidos. El verificador estadounidense PolitiFact aclara en uno de sus artículos que la revista científica no ha “confirmado” que las vacunas no protegen contra la COVID-19.

Porque lo que importa es la verdad, ayuda a nuestro proyecto de verificación de datos para continuar nuestro trabajo. Aporta aquí

Contenido recomendado