Escucha Nuestro Podcast El Cabildo

Es tendencia

cerrar

País

25 de junio de 2024

María Teresa Letelier: qué sabemos de la ministra de la Corte Suprema

María Teresa Letelier

Por

En mayo de 2021 la jueza María Teresa Letelier se convirtió en ministra de la Corte Suprema. Entonces, el Presidente Sebastián Piñera la propuso sobre Jessica González, María Soledad Melo, Raúl Mera y Sergio Mora, quienes conformaban el resto de la quina.

Su nominación se ratificó con éxito en el Senado, donde recibió apoyo unánime por parte de los parlamentarios. En esa instancia, el ministro de Justicia, Hernán Larraín, la calificó como una persona «extraordinariamente competente«. Por ese entonces, se valoró la incorporación de una mujer al máximo tribunal, en razón de la disminución de la brecha de género.

Sin embargo, ahora un artículo de CIPER denunció un aparente lobby por parte del juez Juan Poblete para asegurar su nombramiento en el máximo tribunal.

Por esta razón se implementó una comisión de ética que lidera su presidente, Ricardo Blanco, junto a otros miembros de la Corte Suprema, para investigar este caso y otras supuestas irregularidades de miembros del máximo tribunal, como con Ángela Vivanco.

Además, el INDH presentó una querella para que se investiguen los hechos, donde además piden interrogar a la magistrada.

En esta trama aparece incluso el exministro de Defensa de Piñera, Mario Desbordes, a quien Poblete le pidió su apoyo para llevar a Letelier a la quina, y a quien, además, le agradeció posteriormente por su nombramiento.

Pero ¿quién era María Teresa Letelier antes de que la nombraran ministra del máximo tribunal? ¿Cuál es su trabajo ahora como funcionaria de la Suprema? Eso y más te contamos en este perfil.

¿Quién es María Teresa Letelier?

Al momento de que la nominaran como aspirante para la Corte Suprema, en 2021, María Teresa de Jesús Letelier Ramírez ya tenía una más que reconocida carrera en el sistema judicial chileno. Por ese entonces, en 2001, la abogadad de la Pontificia Universidad Católica llevaba cuatro décadas dentro del Poder Judicial, y casi dos décadas como ministra de la Corte de Apelaciones de San Miguel.

Aunque en sus primeros seis años se dedicó a ejercer de forma libre su profesión, después entró al Poder Judicial y no salió más. Como menciona su currículum, fue secretaria del Primer Juzgado de Letras de Puente Alto, el Sexto Juzgado del Crimen de San Miguel, el Primer Juzgado del Crimen de Santiago y fue jueza titular el Séptimo Juzgado del Crimen de Santiago.

Además, lleva décadas dedicándose a la formación de otros profesionales del derecho. Fue docente en la Academia Judicial (donde fue parte del Consejo Directivo), la Escuela de Carabineros y el Instituto de Estudios Judiciales. Asimismo, se desempeñó como directora de la Asociación de Magistrados.

En su declaración de patrimonio e intereses, registra dos propiedades en Providencia, y ninguna acción en empresas ni derechos de agua o de otras índoles. Tampoco consta de otras actividades profesionales, más que su rubro como abogada.

Ministra de la Corte Suprema

Actualmente es parte de la Segunda Sala de la Corte Suprema. Es decir, que vela por los recursos penales, tributarios y civiles. De hecho, fue la primera mujer en presidir esta sala del máximo tribunal.

En este marco, por ejemplo, está actualmente viendo la causa de los conscriptos de Putre que acusan negligencias por parte del Ejército.

En este caso, por ejemplo, junto a otros cuatro ministros, tomaron la decisión de no innovar en el caso hasta que se resolviera la contienda de competencia. El grupo lo conformó también Jean Pierre Matus, que se inhabilitó en este caso por anteriormente defender al exmilitar Schafik Nazal en la Operación Topógrafo, el otro «protagonista» de esta polémica de espionaje junto a Juan Poblete.

Esta es una de las razones que esgrimió el INDH para presentar su querella por el caso, ya que representa a soldados conscriptos  de Putre que denuncian abusos por parte de funcionarios del Ejército.

Entre otros casos que se le conocen, está la sentencia de 15 años y 1 día para exagentes de la DINA en marco del caso de la Venda Sexy, por crímenes de lesa humanidad. Asimismo, también participó en la condena de exagentes del Comando Conjunto, otra organización de inteligencia de la dictadura que secuestró y asesinó a dirigentes del Partido Comunista.

Newsletter

Únete a la lucha contra la desinformación.
Ingresa tus datos para recibir nuestro newsletter.