Para entender paso a paso la denuncia por la supuesta triangulación entre Habitat, Moneda e ILC

por | Dic 4, 2020 | EXPLICATIVO

#GinoLorenziniResponde
¿Cuáles son los conflictos de interés entre Piñera, Habitat y Moneda?

Así comienza la publicación de Facebook con la que Gino Lorenzini, CEO y fundador de la empresa de asesorías previsionales Felices y Forrados, denunció el pasado 14 de noviembre una supuesta triangulación que involucraría a AFP Habitat, la administradora de fondos de inversión Moneda Asset, Inversiones la Construcción (ILC) y al presidente Sebastián Piñera.

Un tema que ha ganado cada vez más conocimiento en las últimas semanas debido a su amplia difusión en redes sociales. Tanto así que este jueves la Cámara de Diputados aprobó la creación de una comisión para investigar el caso.

Pero, ¿qué hay de cierto en esta acusación y qué hechos la anteceden? A continuación esclareceremos cada uno de los detalles que involucran la denuncia de Gino Lorenzini.

El origen y el contenido de las acusaciones

Todo se remonta a julio de 2019, cuando fue publicada una nota de El Mostrador que se titula «La irregular relación entre AFP Habitat y la administradora de inversiones Moneda Asset que develó el Caso Cascadas». En esta se acusa una triangulación entre la AFP, la administradora e ILC. Una relación que según indica el mismo reportaje «está al límite de la ley» o «es abiertamente ilegal».

Según se explica en el artículo, AFP Habitat invierte parte de los ahorros previsionales en fondos de Moneda Asset, administradora que ha incrementando su participación accionaria en ILC, «la empresa matriz de Habitat». Es aquí donde se presupone que podría haber una triangulación, ya que los fondos de pensiones estarían siendo invertidos indirectamente en una entidad que controla a la AFP, lo que la ley prohíbe (hasta cierto punto, lo que se explicará en el próximo subtítulo).

Con base en este artículo, Lorenzini denuncia dicha triangulación en el programa Mentiras Verdaderas de La Red, dándose a conocer de forma más amplia el caso. Sin embargo, su aparición en televisión no fue para revelar esta acusación precisamente.

La invitación surgió a raíz de una investigación que abrió el Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC) en contra de Felices y Forrados el pasado 12 de noviembre, por posible publicidad engañosa. Esto, tras una columna de opinión escrita por el economista, Salvador Palma, en el diario La Tercera, donde denuncia que la empresa ha mentido en sus informes.

Palma se refiere a uno en particular, que indica que «en los últimos 11 meses, desde la crisis social 17/10/2019… la rentabilidad obtenida por quienes siguen las recomendaciones es de 14.09% (…)». Ante esto, el economista asegura que en realidad «el retorno efectivo obtenido desde el 17 de octubre» no es el porcentaje informado por Felices y Forrados, sino uno mucho menor: 1,99%, en el caso de los clientes que han seguido «al pie de la letra» las sugerencias.

Luego de su entrevista en Mentiras Verdaderas, Lorenzini entregó más detalles de la supuesta triangulación el 14 de noviembre a través de Facebook.

En la publicación se explicaba lo siguiente: «Habitat «invierte» nuestros ahorros (de los fondos de pensiones de Habitat) en fondos de Moneda, luego Moneda invierte en ILC (inversiones la construcción) e ILC es dueño de Habitat, es decir, CON NUESTROS PROPIOS AHORROS DE LOS AFILIADOS DE HABITAT, se están comprando directa e indirectamente AFP Habitat, lo cual está expresamente prohibido por la ley, y así controlar donde se invierten 60.000 millones de dólares» (sic).

Pero no sólo eso. El fundador de Felices y Forrados fue más allá esta vez e involucró al presidente Piñera, asegurando que este, a través un fideicomiso ciego que tiene en Moneda Asset, invierte y controla también AFP Habitat.

El informe que vino a desmentir la triangulación ilegal

Luego de que Lorenzini realizara dicha acusación y el llamado «caso triangulaciones» comenzara a tomar cada vez más trascendencia en redes sociales, la Superintendencia de Pensiones emitió un comunicado el 19 de noviembre aclarando la situación.

En este, el organismo se refiere directamente a los antecedentes publicados por El Mostrador, asegurando que tras una fiscalización especial realizada el año pasado a las inversiones de AFP Habitat en Moneda Asset, se pudo comprobar que no ha habido ninguna infracción regulatoria a los artículos 45 bis y 47 bis del Decreto Ley 3500.

Según explica la Superintendencia, el artículo 45 bis «establece que los recursos de los fondos de pensiones no podrán ser invertidos, directa o indirectamente, en acciones de administradoras de fondos de pensiones, mientras que el artículo 47 bis señala que los recursos de los fondos de pensiones no podrán ser invertidos directa o indirectamente en títulos emitidos por la administradora del fondo respectivo, así como tampoco en instrumentos que sean emitidos por personas relacionadas a esa administradora».

En una inversión directa, la AFP invierte los ahorros previsionales directamente en acciones de un algún tipo de entidad prohibida por este Decreto Ley, sin excepciones. Según Hugo Caneo, abogado y ex jefe del Área de Cumplimiento de Mercado de la Superintendencia de Valores y Seguros, esto es fácil de descubrir e investigar.

Inciso primero del artículo 45 bis del Decreto Ley 3500.

Inciso primero del artículo 47 bis del Decreto Ley 3500.

En tanto, en el caso de la inversión indirecta «tú inviertes a través de un fondo, pero ahí pierdes la capacidad para efectos de poder determinar cómo se hace esa inversión», aclara Caneo. Es en este punto donde esta inversión podría llegar a alguna de las entidades que prohibe el Decreto Ley 3500. Sin embargo, a diferencia de la inversión directa, aquí sí se establecen excepciones, que tienen que ver con el tamaño de la inversión en cuestión.

En el caso de AFP Habitat, Moneda Asset e ILC lo que se presuponía – entonces – era que hubo una inversión indirecta. Pero, ¿estaba realmente fuera del marco legal?

Según explica el abogado, lo que generalmente hacen las AFP (en este caso Habitat) es, a través de un fondo de pensión en particular, «comprar cuotas de un fondo de inversión» de una administradora (en este caso Moneda), para que esta las gestione y las haga más rentables.

Lo que sucedió aquí es que, en algún momento, los fondos de inversión administrados por Moneda (en los cuales Habitat adquirió cuotas) compraron acciones de ILC, que controla esta AFP en conjunto con Prudential Financial Inc. (ver estructura societaria en página 30). En este caso, estamos hablando de los fondos de inversión Pionero y Small Cap, quienes tienen de propiedad un 1,43% y menos del uno por ciento de ILC, respectivamente.

Teniendo esto en cuenta, la Superintendencia aclara en su comunicado que por ley una inversión indirecta se define como «aquella inversión significativa que realicen los fondos de pensiones en activos (…), conforme lo disponga el Régimen de Inversión«, lo que en este caso no se estaría cumpliendo según lo investigado.


Letra d) del inciso primero del artículo 98 del
Decreto Ley 3500.

¿Qué es lo que establece entonces el mencionado Régimen de Inversión de los Fondos de Pensiones para que el monto en cuestión sea considerado una inversión significativa? Primero, que esta sea superior al 0,5% del valor total de los activos del respectivo vehículo de inversión. En este caso, el vehículo sería el fondo de inversión de Moneda Asset correspondiente.

Segundo, que la suma de estas inversiones sea superior al 0,1% del Fondo de Pensiones (ya sea A, B o C, por ejemplo). Ambos límites se tienen que cumplir en conjunto para que esta sea considerada una inversión indirecta de carácter ilegal.

Sección III.4 del Régimen de Inversión
de los Fondos de Pensiones, donde se habla
sobre las inversiones indirectas.

En un segundo comunicado emitido el 25 de noviembre, la Superintendencia entregó más detalles de su fiscalización, señalando que «la inversión que AFP Habitat mantenía en cada uno de los fondos de pensiones que administra, mediante dos fondos de inversión que tenían a ILC como activo subyacente (los fondos Moneda Small CAP Latinoamérica Fondo de Inversión y Pionero Fondo de Inversión), no superaba el 0,1% de cada uno de los fondos previsionales que gestionaba la administradora, ya que ésta ascendía sólo entre 0,01% y 0,02% según tipo de fondo de pensiones».

Es así que el organismo afirma que en este caso no se cumple con el segundo límite que establece la normativa. En el comunicado no se señala si se cumplió o no la primera condición, pero aún así, como se mencionó anteriormente, deben superarse ambos límites conjuntamente para que se incurra en una acción ilegal.

Según Hugo Caneo, en este caso es importante considerar también de qué forma fueron adquiridas las acciones de ILC. A partir de los datos obtenidos de la plataforma de análisis financiero, Refinitiv Eikon, se puede presuponer que Pionero y Small Cap adquirieron las acciones a través del mercado secundario, ya que esto fue después de que ILC hiciera su apertura en la Bolsa.

¿Qué quiere decir esto? En el mercado secundario se le compran las acciones a un tercero, «entonces el que ganó la plata acá no fue ILC, sino que fue otro que tenía acciones de ILC. Puede haber sido cualquiera que compró ese tipo de acciones», explica el abogado.

Por otra parte, Mauricio Jara, académico de Finanzas en la Universidad de Chile, explica que el hecho de que Moneda Asset «tenga participación en la propiedad de ILC no implica necesariamente que los fondos que maneja a AFP Habitat estén invertidos en ILC. De hecho, el argumento es bastante especulativo y sin fundamento, ya que por regulación Moneda Asset puede invertir el capital de sus suscriptores en dicha empresa». Esto último, teniendo en cuenta que estos fondos de inversión manejan dinero de otras entidades, además de las cuotas compradas por los fondos previsionales de la AFP en cuestión.

Pero, ¿y qué pasa con Piñera?

El comunicado de la Superintendencia de Pensiones no se refiere al papel que, según Gino Lorenzini, estaría jugando el presidente Sebastián Piñera en esta supuesta triangulación. Antes de comenzar a aclarar esta parte de la acusación, cabe explicar primero en qué consiste la Ley de Probidad.

La Ley 20.880 sobre probidad en la función pública y prevención de los conflictos de intereses fue publicada el 5 de enero de 2016 y, tal como dice su nombre, busca prevenir y sancionar los conflictos de interés en los funcionarios públicos y garantizar un ejercicio leal de sus funciones.

Así, la ley obliga a los sujetos en cuestión a hacer una declaración de sus intereses y patrimonio, la cual es pública y debe realizarse hasta 30 días después de asumido el cargo. Además, esta debe renovarse anualmente en el mes de marzo.

En esta nueva ley también se incluye un mandato especial de administración de bienes en el caso de las autoridades que tengan un patrimonio elevado, como es el caso del presidente Piñera. Según explica la ley, este mandato consiste en un «contrato solemne», en el que la autoridad «encarga a una o más personas autorizadas la liquidación de valores que integren su patrimonio, la inversión del producto de la liquidación en un portafolio de activos y la administración de éstos».

En palabras simples, el funcionario público delega determinados bienes a una persona o institución de su elección y que esté habilitada por la ley, para que esta los administre de manera adecuada. Sin embargo, la autoridad en cuestión no puede tener conocimiento de la forma en que estos bienes están siendo invertidos, ni tampoco puede intervenir en su administración. Es esto lo que se conoce como fideicomiso ciego.

Artículo 31 de la Ley 20.880.

En el caso de Sebastián Piñera, este tiene – según su última declaración de marzo de este año – cuatro mandatos, dos en BTG Pactual, uno en Altis y otro en Moneda Asset Management.

En entrevista con Pauta Libre del programa La Red, Gino Lorenzini, al ser consultado sobre qué pruebas tenía para demostrar que el presidente Piñera controla su fideicomiso, indicó como argumento que el mandatario sabe que mantiene sus bienes en el fondo Pionero de Moneda Asset (el mismo fondo en el que invirtió Habitat), «por lo tanto no es que no sepa específicamente en qué fondo está».

Según explica el fundador de Felices y Forrados, esto se puede ver en su declaración de interés y patrimonio: «desde el 2011 la mantuvo (la inversión) y la ratificó en 2018». Sin embargo, la declaración a la que se refiere Lorenzini es antigua y fue antes de que Piñera asumiera como presidente.

La declaración de interés y patrimonio más antigua que tiene Sebastián Piñera registrada en infoprobidad.cl data de mayo de 2017, cuando era candidato presidencial  y ya había entrado en vigencia la Ley de Probidad. En esta se puede ver que el actual presidente sí mantenía una inversión en el fondo Pionero de Moneda Asset que data de 2011, lo que no estaba fuera de la legalidad.

Luego, el 21 de marzo de 2018 se publicó su primera declaración como presidente de la República, en la que ya no se registra ninguna inversión en el fondo Pionero. Sólo figuran parte de sus bienes ingresados como fideicomiso en Moneda, sin especificar un fondo de la administradora.

Es esa misma información la que se mantiene en sus siguientes declaraciones anuales de los años 2019 y 2020.

En su sección El Semanal, El Mostrador se encargó de desmentir las declaraciones de Lorenzini, señalando que este se basó en la nota que publicó el medio el año pasado sobre las triangulaciones entre AFP Habitat, Moneda Asset e ILC, para decir que «el presidente Sebastián Piñera indirectamente controlaba Habitat a través del fideicomiso ciego que administra Moneda. Es fake news, ya que no existen pruebas al respecto (por lo que la nota de El Mostrador no lo dice)».

Hasta el momento, el fundador de Felices y Forrados no ha presentado evidencias concretas que demuestren que el mandatario sí controla su fideicomiso ciego. Tampoco ha presentado una denuncia formal ante la justicia.

 

El proyecto de ley que pretende regular la gestión de los asesores previsionales

Actualmente existe un proyecto que se está discutiendo en su tercer trámite constitucional en el Senado, que «modifica las leyes N°s 18.045 y 18.046, para establecer nuevas exigencias de transparencia y reforzamiento de responsabilidades de los agentes de los mercados«. Es decir, busca regular a los asesores previsionales, como la empresa que dirige Gino Lorenzini, y también establece nuevas exigencias a los agentes de mercado.

Un proyecto que ha pasado por ciertas indicaciones que han sido criticadas por Felices y Forrados, acusando que buscan perjudicarlos directamente.

Para Hugo Caneo es muy necesario regular la acción de los asesores previsionales en Chile, algo que en otros países del mundo ya está muy regulado. «Debería ser, entre otras cosas, exigirte que coloquen garantías (…). Además tienes que demostrar que sabes de la materia, tienes que tener alguna capacitación en el punto (…) no basta con tener el título de ingeniero (…). Aquí la ventaja de ser asesor es que no tiene responsabilidad y eso no tiene sentido. Cuando tú no tienes responsabilidad puedes hacer locuras».

Mauricio Jara, en tanto, agrega que «las recomendaciones que generalmente emite Felices y Forrados generan un efecto en el mercado, generando movimientos ruidosos en los precios y en la rentabilidad, cuyo efecto es más bien de corto plazo ya que se deben a shocks de liquidez (…). Una sugerencia sería investigar cuáles son las transacciones que él hace y el tiempo en que las hace».

Síguenos en redes sociales como @malaespinacheck en TwitterInstagram, y Facebook.

Porque lo que importa es la verdad, ayuda a nuestro proyecto de verificación de datos para continuar nuestro trabajo. Aporta aquí