Todos contra los túneles sanitarios: Los peligros de la popular medida

por | Abr 23, 2020 | coronavirus, EXPLICATIVO

Por Patricio López

No hay estudios que avalen su eficacia, ni registro empírico que lo sustente. Pero desde el comienzo de la crisis sanitaria esta medida ha sido la más popular para los gobiernos locales. Primero fue Wuhan en China, y en Chile, Joaquín Lavín instaló el primero en Las Condes.

El jueves 2 de abril se presentaba en televisión el primer túnel sanitario en el país. El alcalde de Las Condes lo proponía como una medida exitosa para el control sanitario. Luego se sumó Talca, San Javier, Los Ángeles, Castro, Valparaíso, Futrono, Cauquenes, Santiago, Recoleta, Maipú, San Pedro de la Paz, Temuco y muchas otras, siguieron con la iniciativa.

Como arco o túnel, la idea es sanitizar a los transeúntes en la vía pública o en recintos de alto flujo de personas. Basta con una estructura metálica y una cubierta plástica, rígida o inflable, para instalar una manguera o ducto que mediante aspersores esparza o nebulice alguna sustancia desinfectante con agua.

He aquí el problema. Los compuestos químicos que rocían no son aptos para ser aplicados sobre las personas, así lo establecen diversas sociedades médicas y químicas de Latinoamérica en una declaración. Además, indican, “que no muestra evidencia sobre su eficacia para realizar la desinfección a personas”, diciendo que se entrega una “falsa sensación de seguridad en las personas”, que puede producir un descuidado en las medidas básicas de prevención.

Tanto las sociedades de toxicología como el Minsal, han declarado que los productos desinfectantes están diseñados para “ser aplicados sobre superficies y no sobre personas”.

Ordenanza B32 N°1313

La Subsecretaria de Salud Pública circuló este documento el lunes 20 de abril

La ingeniera química y académica de la Usach, Andrea Mahn, señala que el problema está en las concentraciones que se puede estar ocupando, “no existe normativa alguna, por lo que cada municipio ocupa el desinfectante que encuentre en el mercado, en las concentraciones que le indica el rotulado, que varía completamente en el uso que se quiera dar y en la cantidad de agua que se vaya a disolver”.

El uso de hipoclorito de sodio, cloruro de benzalconio, anonio cuaternario y otras sustancias autorizadas por el Minsal y la OMS, sólo se recomiendan en la limpieza y desinfección de superficie. Mahn señala que “las desinfecciones masivas son llamativas a la vista y podrían fortalecer la confianza, pero no son efectivas para controlar el virus”

El médico dermatólogo Andrés Figueroa, comenta que el hipoclorito o el amonio cuaternario en baja concentración son elementos inocuos,  pero “en otras concentraciones pueden generar irritación de piel y mucosas. Y si se aplica en heridas, podría generar algún daño más complejo”. Agrega que ni embarazadas, ni personas asmáticas deberían exponerse en estos lugares.

Si te llega información que puede ser falsa envíala a nuestras redes sociales @malaespinacheck en Facebook, Instagram y Twitter o a nuestro WhatsApp +56974473146

 

Porque lo que importa es la verdad, ayuda a nuestro proyecto de verificación de datos para continuar nuestro trabajo. Aporta aquí